Un buen ambienta laboral es necesario para que los empleados trabajen con un mejor ánimo, y sean más productivos y eficientes en las tareas, de esta manera el crecimiento y desarrollo de la empresa aumenta.

Formas de mejorar el estado de ánimo de los trabajadores

Para mejorar el estado de ánimo de los empleados, hay diversas prácticas que la empresa puede realizar para obtener los resultados deseados.

1.    Metodología OKR

Una manera efectiva de mejorar el estado de ánimo de los empleados es mediante la Metodología OKR, u Objectives and Keys Result, se traduce al español como objetivos y resultados clave.

Se trata de una herramienta que usan las grandes empresas, como Google, a la hora de definir diferentes metas que los empleados deben alcanzar en un determinado tiempo, y comunicar los resultados dentro de la empresa.

Mediante esta técnica, los empleados conocen el objetivo principal que busca alcanzar la organización, y la importancia de su participación para conseguir este fin común. Para emplear la Metodología OKR de forma efectiva, es necesario definir muy bien los objetivos principales de la organización y las metas necesarias para poder alcanzarlos.

Qué son los OKRs: la metodología que usa Google para sus empleados

También es necesario que los empleados, de cualquier rango y función dentro de la organización, tracen los propios objetivos individuales a mediano plazo. Incluso los resultados que necesita obtener, para así tener una visión más clara de lo que necesita realizar.

Los objetivos individuales de los empleados deben alinearse con los objetivos de la organización, así como ser medibles, verificables y realizables.

Además, son importantes las evaluaciones periódicas para revisar cuántos empleados cumplieron con los objetivos y para determinar qué otras acciones o caminos tomar, en caso de no obtener excelentes resultados.

Una vez obtenidos los resultados esperados, estos se deben comunicar al equipo de trabajo, esto refuerza la sensación de importancia de los empleados dentro de la organización.

2.    Evaluar el grado de satisfacción de los empleados

Una manera práctica y efectiva de saber cómo motivar a los trabajadores, es por medio de la evaluación del grado de satisfacción. Es una tarea que puede gestionar el área de Recursos Humanos de la organización cuando se tiene una nómina grande de empleados para agilizar el proceso.

Para medir el grado de satisfacción, las encuestas son las mejores herramientas. Se pueden elaborar y enviarse por el email, explicando los objetivos de la misma, y usando preguntas de fácil respuesta para los empleados.

Entre las preguntas que se pueden colocar está el valor del nivel de satisfacción, cómo se califica el trato de la empresa, cómo sienten el pago por su trabajo o si piensa en buscar otro empleo a corto plazo, por ejemplo.

La importancia de las encuestas es que la opinión de los empleados se sienta valorada por parte de la organización y que su bienestar es prioridad, esto genera una respuesta más positiva en el ambiente laboral.

3.    Espacios para conversar y compartir

Los espacios de encuentro y conversación son esenciales para mejorar el estado de ánimo de los empleados. La empresa que pasó su jornada laboral a un trabajo remoto, debe propiciar estos encuentros con el resto de los compañeros de trabajo.

En la organización, cuando se asiste se comparte con el resto de los empleados, socializando se crean vínculos y se refuerza la cooperación. En cambio, trabajando de forma remota, mucho de esto se pierde, lo cual influye de forma negativa en el estado de ánimo.

Una manera de reducir estos efectos negativos es mediante videollamadas semanales, donde el equipo de trabajo pueda interactuar y compartir. Esto permite alinear los objetivos del trabajo y resolver problemas.

También es una buena oportunidad para hablar sobre el estado de la empresa y los próximos retos a cumplir, así como las recompensas que se recibirán, para motivarlos y mejorar su estado de ánimo.

A muchos empleados les preocupación la situación o el futuro de la organización, dado que influye directamente en su estilo de vida. Por lo tanto, aprovechar este espacio para hablar de la organización, es esencial para aliviar estas preocupaciones.

4.    Mejorar la política y las normas

Los empleados suelen sentirse insatisfechos de las políticas y normas que maneja la empresa en diversas ocasiones, lo cual influye en su eficiencia y el ambiente laboral.

Una manera de cambiar esto es mejorando o renovando las políticas y normas de la organización, con el fin de brindar mayores oportunidades a los trabajadores, y crear un ambiente laboral más agradable.

Crear pausas diarias durante la jornada laboral, aceptar las peticiones de los empleados, tomar en cuenta sus comentarios, u organizar encuentros sociales, son excelentes maneras de subir su ánimo.

Si las políticas y normas son muy rigurosas, el grado de insatisfacción de los empleados aumenta, provocando un trabajo deficiente, y una menor productividad. La organización debe considerar estos cambios y ver cómo afectarán directamente a su desarrollo, sin dejar a un lado las necesidades y peticiones de los trabajadores.

También es importante respetar las vacaciones y el tiempo libre de los empleados, evitando trabajar fuera del horario laboral o exigirles tareas los fines de semana. La productividad de una empresa aumenta cuando sus empleados se sienten a gusto y respetados dentro del ambiente laboral.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.